Pared terminada con técnica de esponjado

Para realizar el esponjado lo primero que hicimos fue dejar las paredes en buenas condiciones, reparando cualquier imperfección como agujeros, fisuras, etc, y pintado con masa de un color. La técnica del esponjado se consigue dando golpes suaves y repetidos sobre la superficie de la pared hasta lograr el efecto deseado con una esponja empapada con pintura de un tono distinto al de fondo. Cuanto más ancho sea el poro de la esponja mejor quedará el efecto. La elección de los colores hará resaltar más o menos el efecto, como siempre a gusto del cliente. Esta técnica de decoración ofrece unos resultados espectaculares. Llámanos sin compromiso y te informaremos: 609 256 258

Proyectos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de la política de cookies. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonTapando faltas en el gotelé