La humedad en las paredes interiores de una vivienda debido a la condensación es una patología de la vivienda además de un mal estético. Esto suele ocurrir en estancias frías, poco soleadas y con un grado de humedad alto. La solución bastará con pintar la pared con una buena pintura antihumedad que sirve como capa de fondo y de acabado. Esto se realiza siempre que la pared esté seca y se haya limpiado el moho con lejía diluida en agua. Cuando las paredes estén bien secas se procede a pintar.

Los problemas de humedad pueden reaparecer, para lo cual aconsejamos ventilar mucho y mantener una temperatura entre 19 y 20 grados además de tender la ropa en el exterior de la vivienda y si aún así no lo conseguimos, habrá que comprar un deshumidificador.

Related Projects

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de la política de cookies. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
 dormitorioMueble de pladur