Aplicar pintura de pizarra es un recurso decorativo muy útil en las habitaciones infantiles ya que se aplica sobre cualquier superficie lisa como en este caso que la hemos aplicado sobre la zona del zócalo haciendo una forma de casita en color negro. Se trata de un acabado lavable, resistente y sobre el que se puede pintar con tizas de colores que luego se borran con un paño seco como en una superficie de pizarra normal.

Este recurso es muy utilizado no solo en las habitaciones de los niños también en cocinas, bares, tiendas y restaurantes se están decorando paredes con esta pintura de pizarra.

Si te ha gustado ¡Comparte!
Proyectos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de la política de cookies. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonTierras florentinas