Todos los negocios tienen una imagen y unos colores que les caracterizan. El encargo de hoy, es pintar unas cámaras frigoríficas para que en lugar de tener el color blanco con el que llegan de fábrica, se puedan instalar en el local con su color corporativo de empresa. Se trata de un trabajo meticuloso que requiere paciencia y dedicación para que queden perfectas y no se note, poniendo especial cuidado en las zonas de rejillas. Utilizamos brochas y rodillos pequeños y de gran calidad para que el resultado sea impecable. Nos adaptamos a los horarios del comercio para que no pierdan público porque entendemos que es importante no interferir en los horarios comerciales de los negocios.

Si te ha gustado ¡Comparte!
Proyectos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de la política de cookies. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonÓxido